martes, 2 de mayo de 2017

Eres




Eres la luz y  la tormenta,
la fragilidad de la escarcha en el otoño,
el deseo febril de una caricia,
la duda que muere bajo tus cejas,
el nudo impenitente de mis piernas
como enredaderas en tu espalda,
la voz, el sueño, el grito y la nostalgia.
Eres mi todo, mi sino, mi esperanza.

© Irene Bulio


Imagen tomada de internet. Autor desconocido.


domingo, 16 de abril de 2017

Vacíos






Amaneció el día
envuelto en la pasión,
cientos de besos esparcidos
en tu frente
y otros tantos devueltos por tus labios
edulcorando los míos.
Llegó la tarde,
se desplegó el día
y nos alejamos del instante.
Mirar atrás es romper
de un sablazo
este presente que hoy nos endulza.


 Lo vi.

El estruendo
de ese enorme beso
lanzado al abismo del ayer
rompióme el tímpano.
También alguna víscera.

Algunas nostalgias ajenas
hieren a muerte
un corazón desquebrajado.


Irene Bulio©  

lunes, 6 de febrero de 2017

Desgarros



(Imagen tomada de internet, autor Renso Castaneda)

Desgarros 

Déjeme una mortaja, por Dios, madre
para este corazón recién caído
que yace muerto sobre el frío suelo
sin un latir que enhebre con la vida.

Déjeme una mortaja, por Dios, madre
para este cruel dolor que me aprisiona
la dicha, la frescura, la belleza,
la calma, la ternura y el sentir.

Déjeme una mortaja, por Dios, madre
que hoy la vida carece de un mañana
sin un sí, sin abrazos ni un «te quiero»
sin un trozo de cielo con su sol.

Déjeme una mortaja, por Dios, madre
que no logro vivir sin su presencia.
Muerta en vida, mi sino fue  perderle,
la locura será mi salvación…

Inma Flores ©

domingo, 18 de septiembre de 2016

Despertares. Te amo.





Te amo, aquí, silente estoy,
recordando tus tiernos besos,
las caricias fugaces en mi espalda,
tu luz, al amanecer,
alumbrando el hastío de la ausencia
en mi almohada fría.
Te amo, aquí, desnuda
de recuerdos dormidos, ya caducos,
donde no he de mirar sin revivir
el vuelo del deseo sobre la piel.
Te amo, aquí, amor,
amo tanto el dulzor de tu sonrisa
que contagia doradas primaveras
mientras busco a mi lado tu simiente,
tu pecho y tu pensar.
Amo la enredadera  de tus pies
expandiendo el deseo, madreselva
en busca de mi sol
y un rayo que la abrace, eternamente.

 Irene Bulio © 2016

T

 Irene Bulio © 2016

Sin amor - A veces lo que se cree amor es sólo posesión...

 (Imagen tomada de internet. Autor desconocido)

Que la amaba creyó… 
Mariposas azules en su vientre
ya sus alas dejaron de batir,
allí araron los miedos  y la duda
hilvanando  un amor desmerecido,
sin  saber de  querer en libertad.

Cruel dolor,  dulce asfixia repetida
que buscaba lucir por verdadero
un apego egoísta y pendenciero
que no tuvo pudor en romper vida.

Ya no sé qué es mentira ni verdad.
¿Cómo pudo parir a un malnacido
mujer alguna? Vida inerte y muda
de toda realidad. Ahogado un latir
pleno de amor, su cielo yace inerte...
Su voz ya se cegó.

Irene Bulio ©




martes, 13 de septiembre de 2016

Susurros





Hoy volví a pronunciar tu nombre,
a escucharte,
a soñar tu sonrisa posándose,
como una mariposa, sobre los recuerdos.
Feliz, esa era yo…
envuelta en el regazo  de tu voz
lidiando con la mía,
intensa voz,
penumbra intermitente que se apaga
extasiada  ante ti, mi amor.

Irene Bulio © 

 Imagen tomada de internet. Autor desconocido